martes, 21 de diciembre de 2010

Vuelve a casa, vuelve... por Navidad!!

Igualico que el anuncio del turrón, hemos vuelto a casita por Navidad. Hablando con gente que también está fuera de su tierra durante grandes periodos de tiempo, les preguntaba si echaban de menos su tierra. Algunos decían que sí, otros no tanto, otros casi nada. Yo era de los que la echaban de menos. Y no es que no apreciara la ciudad en la que estaba, Roma, ni la gente ni nada de eso. Sólo que mi Cádiz es muy bonita y el arte de su gente y su encanto la llevo muy adentro.

En cuanto pisé suelo gaditano lo sentí por mis adentros. Una leve sonrisa se me esbozaba en la carita cuando pasaba por las mismas calles que estaba harto de ver durante 25 años y que antes no echaba ni cuenta y que ahora apreciaba hasta el más mínimo balcón. De nuevo me dio alegría de ver a los personajes que hay en Cádiz. De como dos viejos se peleaban en una peña (que no bar, que aquí se llaman peñas) porque uno le había quitado el asiento al otro al levantarse por el vaso de vino. De como dos niñatos en mi casapuerta fumando porros se lamentaban: "Me cago en loh muertoh la lluvia pisssshha". Esto es Cádiz. Sí señor.

Cuando uno pasa tiempo fuera y vuelve a su casa tras varios meses nota las cosas diferentes. Ves tu cuarto más pequeño. No te hayas con los cambios que han hecho en él (Un ordenador donde yo antes tenía el mío!!). Pero eso sí... lo mejor es cuando te sientas en tu water. TU water. Y notas como tu culo se amolda perfectamente a él. Ohhhhh!! cómo se añoraban el uno al otro. La taza y el culo. La de tazas waterianas romanas que ha probado el pobre y no se sentía agusto. No encontraba la forma. Se sentía incómodo. ¿Y cómo lo demostraba? Con estreñimiento. Pero fue ver de nuevo a su taza de toda la vida y eso era otra cosa... se ve que se echaban de menos porque estuvieron bastante tiempo ahí soltándose lo que no se han soltao en 3 meses. Qué alegría!!

Lo que sí comentaban todos los que estaban fuera era lo que echaban de menos la comida española. "Yo echo más de menos al chorizo o el jamón que a mi madre" he llegado a escuchar. Pues nada, dile eso a tu madre a ver si el jamón te pone por Reyes algo.

En fin. Que tengo 3 semanas para ver de nuevo a mi Cai, a mi gente. Lo aprovecharé. Aquí os dejo una letrilla que le hice a Mi Cai con la música de los prejubilaos. Leed la letra a la vez que ellos la cantan:


"Cómo te puedo explicar, cómo es Cádiz de verdá, en solo minuto y medio. Cádiz te enamorará, sin que haya tiempo de más pa que la eches de menos. Cádiz es una pasión, que te alegra el corazón cuando tú escuchas su acento. Cádiz es la felicidad, que te da su carnaval cuando aquí llega febrero.

Y túmbate, en la arena túmbate, de estas playas tan divinas. Y olvídate, de llantos olvídate, en la ciudad de la risa. Y ya verás, que al conocer mi ciudad tú de ella nunca te olvidas. Tú es que no sabes lo que es, pasarte fuera un mes sin dejar de pensar, de mi Cádiz que será? Mientras por la carita se te caen dos lagrimones.

Me falta tiempo pa expresarme, pa decir lo que significa, si cuando tú entras por el puente toda la pena se vuelve alegría. Y pa explicarte como Cádiz puede llegar a embrujar... minuto y medio es imposible, me haría falta toda una vida... toda una vida... toda una vida!!"

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Las tenistas femeninas son unas cachondonas...

Soy un gran aficionado al tenis y he de reconocer que el tenis femenino no goza de gran atractivo de cara al público. Más bien creo, que lo que mueve el mundo del tenis femenino es imagen. Que una tenista sea número 1 no importa, lo que importa es que esté buena y que luzca modelitos y minifaldas ajustadas y que marquen bien. Y esto no viene dispuesto por la sociedad, las mismas tenistad alimentan esta imagen. Eso hace que casi todas las que consiguen el Número 1 acaban desapareciendo del ranking y ocupando otros ámbitos. Vamos a analizar un poco el mundillo tenístico femenino.

Antigüamente las tenistas precisamente bellas no eran. Solo cabe recordar a Arantxa "ratoncita" Sánchez Vicario, Conchita "camionero" Martínez o Martina "estoy hecha un machote" Navratilova. De un tiempo a esta parte, la cosa ha cambiado, sobre todo a raíz de la aparición de Anna Kournikova. Que en cuanto vio que ganaba más haciendose fotos enseñando carne que dándole a la pelotita dijo un día que iba a entrenar Rita la Cantaora. Y ahí está, que después de 7 años retirada del tenis (y sin profesión conocida desde entonces) de comer no le falta.

Ahora es muy famosa la danesa Caroline "minifalditas" Wozniacky, actual número 1 del mundo. Sobre todo por su comentado modelito en el Open Usa. Modelito que podemos ver aquí:

Como habrán notado, es más corto que las calzonas de David el Gnomo. Lo que deja notar una "hucha" en la que más de uno le gustaría meter sus ahorros. Con esta hucha el mismisimo Matiás Prats se convertía en No ahorrador para meter y sacar sus ahorros. Ahí podemos observar la famosa pezuña de camello o lo que otros llaman el culotte de sordomudo, ya que puede leer los labios. Y esto lo alimentó ella misma afirmando en unas declaraciones que gracias a este modelito ganaba muchos aficionados maculinos atrayendo sus miradas, lo que le parecía "bonito". Pues ale, mañana sal sin bragas a jugar que verás los que ganas...

Wozniacki: "Ayyy!! esta pelotita mala que se quiere meter en el hoyo..."

Por otra parte, tenemos a Ana "me tiré a Verdasco" Ivanovic. Serbia que en cuanto se aupó al número 1 se dejó ver por las portadas de las revistas y empezó a bajar su nivel tenístico hasta desaparecer en el ranking. También fue muy comentado sus modelitos aunque no tanto como su relación con el tenista Fernando Verdasco, que casualmente bajó también su rendimiento en el poco tiempo que estuvieron juntos. Nadie se explicó el por qué de su bajón físico en las pistas durante ese tiempo (estoy siendo irónico, por si alguien no lo ha pillado). Eso sí, fue dejarlo y volver a subir. Se ve que le gustaba practicar los reveses a dos manos bien profundos y fuertes.

Ana: "Uy!! Me habéis pillado casualmente sentada en mi divan terracíl tomando el sol con mi atuendo de estar por casa..."

Continuamos con las hermanas Williams. Comenzaremos con Serena "comehombres" Williams, que tiene un culo que si fuera pan no habría hambre en el mundo. Es una bestia. Capaz de sacar más fuerte que un tenista masculino. Y no os creáis que por poseer amplias caderas la chica no va ajustada no... va más apretada que los huevos de un torero.

Serena: "Si quiero te meto esto por el culoooooooooooooo!!!"

Pero su hermana no se queda atrás. Venus "¿llevo bragas?" Williams en cambio es más fina, pero un día decidió que de ella no se hablaba tanto y se puso un culotte color negro. Por si alguien aún no se ha dado cuenta, las hermanas Williams son negras, lo que hace parecer que juega sin nada debajo. Venus comentó al respecto que le provocaba placer llevar ese color de culotte ya que daba la sensación que no llevaba nada. No si... lo que yo os diga...

¿Lleva o no lleva?

Venus: "Cucu! Mira el pajarito!!

Proseguimos con la archifamosa Maria "UAAAAAAAAAAAAAAAA!!!" Sharapova. Ya sé que la estábais esperando. Maria Sharapova es una rusa que se hizo famosa por su forma peculiar de gemir al golpear la bola...



Esta mujer es capaz de lograr que una foto suya en la fachada de un edificio en obras en China acapare la tención de un chino que quedó tan estupefacto por su belleza que se quedó parado con su coche 20 minutos mientras observaba a la rusa. Tal será su poder de atracción, que en Wimbledon, sitio serio del tenis por antonomasia, cuando se paró el juego por la lluvia y los operarios masculinos entraron en la pista para taparla pasó esto:

Si las miradas tocasen... Fijaros el que se muerde hasta el labio...

Ni que decir tiene que cuando fue número 1 y su fama fue mayor, bajó su rendimiento hasta casi desaparecer de las listas. Era famosa hasta cuando entrenaba...

Yo no sé si está estirando o apuntando a alguien...

Vamos ahora con la serbia Jelena "cara de zombie" Jankovic. Famosa por su gran flexibilidad en las piernas capaz de hacer cosas así:

Cuidao no haga aquello efecto ventosa...

Jelena: "Míreme doctora... que creo que se me ha colao una bola dentro..."

Pero si por algo es famosa Jelena es por protagonizar un video cuanto menos curioso. Sin razón aparente (yo creo que fue para provocar, si no cómo se explica), en el descanso entre juegos se cambió de bragas... pero no se fue al vestuario a hacerlo, no... lo hizo en medio de la pista y delante de los ojos de todos!!



Y es que el mundo tenístico femenino da más que hablar fuera de las pistas que dentro, como esa rumana que se operó los pechos para poder jugar mejor, Simona Halep. Vamos, que las tetas se le halepn...

No hay photoshop en la imagen....

O esta, que no sé quien es pero me ha hecho gracia la foto...

Tenista: "Chaval, te han dicho recogepelotas, no mirapelotas..."

Si es que el mundo tenístico da pa mucho... (A partir del minuto 1.30)

miércoles, 8 de diciembre de 2010

La vida erasmus... Parte IV

Partes anteriores:
· Parte I
· Parte II
· Parte III

Cumpliendo casi 3 meses desde que llegué, a punto de volverme a España en apenas una semana y media. Con 2 resfriados y una bronquitis por el camino. Con un evento nacional de 2.500 erasmus de toda Italia, y con la misma mierda en la cocina de mi casa... seguimos con la vida erasmus.

La vida erasmus ya no es comprender a tu casero a pesar de que es un cabrón. La vida erasmus es saber que tu casero es uno de los mayores hijos de puta que ha parido madre. La alcachofa de mi ducha se ha roto. La rosca que la aguanta al palo está mal y el agua sale por todos lados menos por donde debe salir. "Señor casero, la alcachofa está rota" "¿Y qué puedo hacer yo?" "Pues ponerme una nueva!!" "Esto no es un albergue! Yo no sé si eso lo has roto tú!" "¿Cómo lo voy a romper yo? ¡Usted sabe que eso estaba roto de antes!" "Si me lo hubieras dicho antes te lo hubiera cambiado, ahora... no sé si lo has roto tú... recuerda, esto no es un albergue" Genial... ya me lo cobraré por otro lado.

La vida erasmus es ir a dos macrodiscotecas de Roma y vivir por fin una buena fiesta. Recorrer toda la discoteca entera mientras te van dando un masaje en la espalda. Ver como en Roma gusta mucho Ska-p, porque no es normal que en todas las fiestas la pongan a las 3 de la mañana. Cuando la ponen la primera vez la bailas y saltas como si fuera el tema de tu vida. Cuando llevas 2 meses estás hasta la polla de "LE-GA-LI-ZACIÓN!!". Ah! y de los 2.500 erasmus de toda Italia... el 85% españoles... que yo creo que a Italia nada más que van erasmus de España. Esto no es normal.

Y es que la vida erasmus en Roma es parecer como si no hubieras salido de España. Si vas buscando ambientes guiris y demás, esta no es tu ciudad. Vas a las fiestas erasmus, 85-90% españoles. De vuelta a casa en el bus, vas a Termini... españoles hasta arriba. Que es muy bonita la ciudad, sí, lo que tú quieras. Pero yo aún parece que siga en España.

La vida erasmus es seguir liándola de vuelta a casa borracho. Como tu casero bien precisamente no te cae... te acuerdas de él para dejarle un bonito recuerdo en la escalera...

La vida erasmus es ver que para que en tu casa se limpie a menudo, y bien, hace falta que el casero diga que viene a casa. El julandrón famoso se ha ido del piso. Abandona su paso por la casa después de 3 años aquí (ya ha aguantao...), y su cuarto ha quedado libre. Cuarto que ha venido a ver varias personas. Siempre que venía a verlo alguien, el casero avisaba que lo limpiáramos todo muy bien. Un día llegué de clase y me lo vi todo super limpio. Pensé que me había equivocado de casa. Pero no. Era la mía. Sólo que sin mierda. Un día vino un chico que era el julandrón 2. La misma voz, la misma pluma, los mismos gestos. Decidió que olía mucho a bujarra en el cuarto y no se quedó. Lo gracioso fue ver como una mañana llama el casero y te dice que limpies el baño porque viene a verlo una chica. ¿Que yo limpie el baño pedazo de cabrón? En el baño hay un jacuzzi. Jacuzzi que no funciona porque no hay tapón. Se lo dije, y me contestó que yo no usaba ese baño (tengo uno privado en mi cuarto) y que por qué le preguntaba eso. ¿Y ahora me dice que lo limpie? Pegaba que le respondiera que no lo usaba, pero... decidí callarme. Limpiar no lo limpié. Ni falta hace decirlo.

Finalmente el cuarto se lo decidió quedar una húngara. La conocí por la tarde cuando llegué. Hablaba algo de español así que con mi compañero y su amiga cenamos los 4 en la cocina mientras hablamos. La chica estaba descontenta con el hecho que la calefacción no funcionaba todo el día (por comunidad, sólo funciona 2 horas al día) y que no le iba internet (hay que registrarte en un software). Todo eso se completó cuando al ducharse por la mañana no le salió agua caliente (hay que esperar un par de minutos hasta que salga). Así que le dio una rayada monumental y dijo que se quería ir de aquí. Nosotros diciéndole que si había pagado 2 meses que se quedara esos 2 meses para que no perdiera dinero, pero nada. A la mañana siguiente me despertaron los gritos del casero y ella. Ella amenazaba con llamar a la policía. Yo flipaba. Cuando se fue el casero, nos contó que ella se quería ir y que de los 1100 euros de fianza que le había dado, sólo le devolvía 800. No pudo hacer nada. Cogió sus maletas y sin despedirse se fue. La noche a 300 euros le salió. No está nada mal. La gente es muy lista.

La vida erasmus es que te llueva cuando decides hacer turismo. Uno de los pocos días que lo haces. Encima vas a patinar, cuando en tu puta vida has patinado, que lo más cerca de patinar es cuando te resbalas en la ducha. Todos te dicen que es muy fácil. Nada más lejos de la realidad. Me pasé la hora y media pegaíto a la barra de la pista por miedo a caerme. Eso era más inestable que el tobillo de una paloma. Una de las veces que salí por el centro para intentar patinar, pegué un culazo del que aún me acuerdo. De eso y de la herida que me hicieron las botas en el tobillo.

La vida erasmus es seguir acumulando objetos a tu colección de "Objetos ehto é pa mí porque lo digo yo". Al logo de coche de Nissan, el control de alcoholímetro, pelota antiestrés y paragüas, añades el mejor objeto hasta ahora... la cámara de vigilancia!! Un botellón en casa de unos amigos, una copita de más y... esta cámara pa mi!!

La vida erasmus es enfrentarte a tu segunda carrera "Salto de valla de obra borracho". Tu amigo la vuelve a saltar atléticamente. Mejor incluso que la primera vez. La encaras. La saltas y... mismo resultado. Esta vez no caes de culo, sino con la rodilla. ¿Habrá una tercera carrera? Ya es algo personal entre las vallas y yo...

La vida erasmus es que venga un técnico para arreglar la alcachofa de la ducha del baño común (esa si la ha pagado el muy cabrón, la mía no) y al preguntarle cuánto valía la mía me dijo que sólo 15 euros. Dije que muy bien que me la pusiera y me dijo que todo en total 45. "¿Cómo dice?" "Claro, la mano de obra vale dinero" "Soy extranjero, pero no gilipollas, sólo es enroscarla... ¿Cómo me va a cobrar 30 euros por enroscarla?" "No es sólo enroscar... también hay que hacer jfunehbekchcvkehelfjhfjr (cosas inentendibles en italiano)" "Sí, muy bien... pero ya no la quiero". Aquí los italianos son muy listos.

La vida erasmus es ir a ver el clásico, el Barcelona-Madrid a una discoteca. Cagaete, porque tú siendo del Barcelona, con eso de que el Madrid está dirigido por Mou está muy fuerte y todos lo venden como el mejor Madrid de la historia. Bien... ese 5-0 lo recordaré toda la vida. Una de las mejores sensaciones futbolísticas de mi vida. Sólo superada por el gol de Iniesta en Chelsea y el gol de Iniesta en la final del Mundial.



La vida erasmus es jugar por primera vez partidas reales de poker. Hasta entonces sólo lo has hecho por internet. Pues 2 partidas y 2 vapuleos consecutivos. Hasta te declaran persona non grata en casas ajenas cuando se juega poker.

La vida erasmus es partirte el culo fumando hierba mientras juegas al pro. Un pase errado puede ser algo por lo que reirte sin parar 5 minutos seguidos. Luego, vas a la cocina a comer algo para bajarlo todo, y que ocurra la siguiente conversación con tu compañero de piso:
- Yo sé francés.
- ¿Sí? ¿Y cómo se dice 13 en francés?
- (Segundos pensando...) quatre-vingt... onze... (más segundos...) quinze... (risas por mi parte) quatre-vingt dix...
- Joe picha!! ¿To eso pa decir 13? Que parece que te haya preguntao por el origen del universo... (risas)
- Calla!! cinque... six... sept... hu... huit? (más risas por mi parte) ah ya!! quatorze!!! es quatorze!!! (super orgulloso)
- Muy bien picha... estaría bien si no fuera porque eso es 14 y no 13 (2 minutos sin parar de reirnos).

Al final acabas la noche viendo por megavideo la grandísima película "El ataque de los pájaros" simplemente porque te ha hecho gracia el nombre de la película. Ni toda la hierba del mundo puede tragar semejante bodrio. Eso sí, las risas que nos echamos mientras veíamos como los pájaros de peluche quitaban los ojos a la gente nos las echamos...

La vida erasmus es hacer tu primer examen en italiano. No muy bien, para qué nos vamos a engañar. Pero se ha hecho. Tus compis te dijeron que te estudiaras los problemas, que los ponía exactamente igual. Llegas el miércoles, día del examen a clase, allí no hay ni Dios. Ostias!!! Pues va a ser que o no era hoy, o era en otro lado. Una risa nerviosa te recorre el cuerpo mientras vas intentando buscar información de dónde es el puto examen. Finalmente ves que es a las 2, no a las 10. Uff!! por poco. En España se la pelan un poco a la hora de vigilar si alguien copia. Piensas que en Italia será mejor eso. Al revés, hay un tío constantemente mirando, y si levantas los ojos del papel, te mira como si fueras el propio Bin Laden. "Tranquilo hombre, ya bajo la mirada". Lo mejor es decirle a un cubano que se siente en la esquina para tu ponerte en el centro y que te diga: "A mi no me convieeeeeeeeeeeeene ponelme ahíííí (con acento de: mehtá estresssaaaaando)". Al final, notas como te han abierto el ojete. De igual igual nada. El profesor, haciendo gala de su simpatía, te ve entregar el examen, y fuera luego, en la puerta de la clase y pasa de tí igual que si hubiera una mierda a su lado. Ni un: ¿Cómo te ha salido? Ni nada... Menudo cabrón!! Otro!!

En fin. Que con la vida erasmus vas notando como la cifra de cabrones va aumentando. Va a quedar poca pared para poner tanto nombre. En breve habrá una parada, ya que se pasará la Navidad en España. Allí pasaremos otra erasmus particular. Erasmus Cádiz. Vamos... Erasmus Roma 2. Si casi es lo mismo... Saludos!!

PD: No tengo ninguna duda de que mi casero entrará en mi cuarto en las 3 semanas que estaré en España. Me cotilleará a ver cómo lo tengo. Para asegurarme que entra, pondré una pelota detrás de la puerta. Cuando vuelva, veré si la pelota sigue ahí o en cambio está debajo de la cama. Si está o no está, lo diré a la vuelta de Navidades...

jueves, 2 de diciembre de 2010

Los gestos del clásico...

El lunes 29 se jugó el clásico del fútbol español, el Barcelona-Madrid, y en el partido pasaron muchas cosas que se han analizado a posteriori de manera un tanto... partidista, por según qué periódicos. Voy a explicar lo sucedido, ya que Marca no me deja comentar en sus noticias si hablo de su director Eduardo Inda.

Bien, Inda en su videoblog habló después del partido. Aquí el enlace: http://www.marca.com/tv/?v=FIQtiNNZIyK En el clásico pasaron muchas cosas, fue un clásico caliente, muy caliente, pero yo con una de las cosas que me quedo fue con la entrada de Sergio Ramos.


De los más de 2 minutos de video, Inda sólo le dedica 4 segundos a hablar de la entrada. Cuando ha hecho videos y videos diciendo que a Cristiano le pegaban mucho (cosa que sí es cierta, pero vamos a ser objetivos y vamos a decir también cuando nuestro equipo se equivoca, ¿no?). Sergio Ramos va a pegarle la patada. Sí o sí. A riesgo de poder lesionarle. A mi no me vale que salga al día siguiente diciendo que no quería hacerle daño. En el video se ve a lo que va y eso es una agresión igual que meter un puñetazo. Pero, ¿qué se puede esperar de Marca? Cuando lo de Pepe se llevaron las manos a la cabeza por su gran, y merecida, sanción. Sergio merecía un par de partidos por ello. Antiguamente, el Madrid castigaba a los jugadores que como Sergio tenían un mal gesto en el campo. Hacían acto de ese señorío que tanto se les llena la boca ahora a los madridistas para decirlo. Hoy en día eso no se hace. Y encima, se usa a la prensa para decir qué bueno es Sergio que el pobre no iba a hacerle daño. Seamos serios por favor.

Si habéis visto el video de Inda, habla de la chulería de los jugadores culés celebrano la "manita". Bien, desde mi punto de vista no es ninguna chulería. Chulería sería mofarse en la propia cara a un jugador y hacerle burla. Cosa que sí hizo Marcelo hace 2años contra el Getafe:



Esto SÍ es chulería. Que un jugador haga el gesto a su palco en la victoria no lo es. Es como decir que Nadal se chulea de los rivales cuando a su palco salta y eleva los brazos en señal de victoria, o incluso cuando se tira al suelo. Señores, esto es deporte, y se debe celebrar como tal. Pero quizás Inda no se acuerda de cuando Raúl mandó callar al Camp Nou, al que le dedicaron esta portada:

Si lo hace Raúl es un héroe y merece portadas, si lo hace un culé es una chulería. Además, Raúl lo hizo en el campo enemigo...

Para gestos en el Camp Nou, el de Mourinho en mayo de este año cuando ganó el pasé a la final de la Champions. Salió del banquillo corriendo con el dedo índice en alto por todo el campo dirigiéndose a su grada. La prensa catalana lo tildó de provocador. En parte sí. Todos conocemos a Mou y le encantó hacer eso ahí. Yo como dije antes, es un gesto de victoria. Llevado a un extremo por quien es y por donde lo hace. Pero sin más. ¿Qué dijo Marca?

Sobran las palabras. Pero sin ir más lejos... hace 1 mes sólo, Mourinho empató a 2 en el último minuto en Milán. Inda dice que Guardiola fue chulo con Cristiano en lo del balón (no estuvo bien ahí Guardiola la verdad). Con la efusividad del momento, le dedicó este gesto a la grada que tanto le estaba silbando:

Esto SÍ que SÍ es una chulería señor Inda, que deja lo de Guardiola en nada. Ahí lo veís, haciendo el gesto del triplete del año pasado a la afición rival. ¿Y acaso en Marca dijeron que Mourinho era un chulo? No, lo que dijeron fue esto: http://www.marca.com/2010/11/03/futbol/liga_campeones/1288813965.html Vamos, que no le hicieron la ola de milagro. ¿Qué pasa? ¿Por qué no se dijo nada de Mourinho en Marca?

Y es que desde que Mourinho ha llegado al Madrid, a Inda sólo le hace falta chuparle la polla al bueno de Mou. En sus videoblogs SIEMPRE habla de Mou y SIEMPRE lo defiende de los palos que le pegan en todos lados por gestos como el de arriba. Una defensa a veces injustificada, pero que él hace SIEMPRE. En un videoblog habla de que Guardiola cae mejor que Mou y se pregunta que por qué... como si Guardiola tuviera la culpa que cayera mejor que Mou. Y es que, por si no lo saben, a Inda no le cae bien Guardiola. Y viceversa. Tras la portada hace dos años de que Guardiola tenía canguelo, Guardiola dedicó unas palabras a Marca diciendo algo así como que qué canguelo iban a tener si iban líderes, y que Marca sólo vendía humo y eso no le sentó bien a Inda que desde entonces cuando el Barça pincha le mete palos a Pep hasta en la sopa.

En una conferencia, Inda se refirió a Guardiola y le llamó "fascista y loca", dejando caer su homosexualidad. Aquí el enlace con lo ocurrido: http://www.madrid-barcelona.com/articulo.php?id=5147 ¿Como un tío que es director del diario deportivo más leído del mundo puede decir algo así? Por tíos como este es odiado luego el Madrid. El único fascista es él que en su web no se puede decir la palabra Inda, ya que te borran el comentario de inmediato, aunque sea una crítica constructiva. Así le irá. Por cierto, en ese enlace podréis ver el video en el que Inda animó a los jugadores del Madrid a parar a Messi "por lo civil o lo criminal". Ahora entiendo por qué no dijo apenas nada de la patada de Sergio...

Ahora Inda, se dedica a hablar de la sanción al Madrid por la UEFA para evadir el 5-0. Sanción desde mi punto de vista exagerada, aunque yo creo que se sancionó más el teatrito de Mou haciendo como el que se enfadaba y todo el rollo. Eso se habla en el vestuario y no ahí en medio que lo ve todo el mundo. Pues eso, que sigan diciendo que fue penalty lo de Valdés, que eso no quitará el 5-0 y el baño de juego que les dieron al, según palabras de Inda, "la mejor plantilla y mejor equipo del mundo" o "el mejor Madrid de la historia, incluso aquél de las 5 Copas de Europa de Di Stefano". Pues hala.

¿Y qué decir de su cruzada ante Pellegrini? Al que le faltó escupir en la cara. Ahora se dedica a poner en las esquinitas de la portada cosas como: "Pellegrini sólo gana de 1 al colista de la Liga". Genial señor Inda. Genial.

Y no quiero cerrar el artículo sin hablar de Ronaldo. En primer lugar, a mí Cristiano me cae bien. Creo que es un futbolista total y de los mejores del mundo. Admiro su competitividad y demás. Pero que es un chulo de mierda... también. Por si no lo sabéis (Marca no ha dicho nada, claro, ¿como va a decir algo así de Ronaldo?), Ronaldo en una de las tanganas que se montaron, se dirigió a Pedro y le dijo: "¿Y tú quien eres?" en tono despectivo de mega astro del mundo. Pues bien, si tú no lo sabes Cris, te lo digo yo... Pedro es un chico humilde de pueblo de una isla. De familia humilde, que trabaja de sol a sol para llegar a fin de mes (cosa que tú en tu vida, ni tu familia, sabrás). Que se recorrió toda España, casi sin poder, para probar en el Barcelona, equipo al que llegó trabajando como el que nadie. Y que, sin todas las facilidades que tú has tenido en tu vida ha logrado hacerse un hueco en el Barcelona y en la selección española para ganar, entre otras cosas, dos ligas españolas, una Champions League, un Mundial de clubes y un Mundial de Selecciones. Un Mundial de selecciones!!! Algo que posiblemente tú ni llegues a oler en tu vida. Chaval.

Y mientras tanto, que Eduardo Inda siga publicando videos de la chulería de Piqué y de Puyol con la manita abierta, criticándolos de chulo, y que lo de Mou y lo de Cristiano apenas se mencione. O ni siquiera eso. Si me lo veo algún día, le levantaré la mano a lo Mou, ya que para él y su periódico, eso no es una chulería.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Vive el momento

Lo hemos oído muchas veces... vive el momento, aprovecha el tiempo, pero nunca lo aplicamos (yo mismo me incluyo). Parece que te lo tiene que decir alguien, verlo en un documental, en una película... para hacerte reflexionar y ponerlo en práctica. Yo, en mi caso, ha sido gracias a la película "Recuérdame".

La película habla de que hay que vivir el momento, hacer lo que uno quiere cuando quiere... sin esperar. La chica toma el postre antes que el primer y segundo plato porque es lo que realmente le gusta y no le gustaría que se muriera entre plato y plato sin haberse comido lo que más le gusta. Está llevado al extremo, pero la idea es lo que hay que coger.

Resulta curioso lo fácil que olvidamos a veces muchas cosas... un olor, un recuerdo, una voz... producido por el tiempo y por la distancia. Y los recuerdos son algo muy importante que no debemos olvidar... porque son nuestros, de nadie más. Son cosas que hemos hecho nosotros en nuestra vida, y sólo por ese hecho ya merecen la importancia que tienen. Como dijo Gandhi: "Lo que hagas en la vida será insignificante, pero es importante que lo hagas, porque nadie más lo hará por tí".

Vivimos sin darnos cuenta la suerte que tenemos. Nos quejamos por vicio muchas veces. Se podría estar peor. Hay que disfrutar lo que nos da la vida tal y como nos viene, porque si nos viene así es por algo. Por un motivo. Por una razón. Conocemos gente, vivimos cosas... cosas que convertimos en tesoros. Tesoros propios. Tesoros que nos olvidamos que tienen valor, y a veces se nos olvidan que los tesoros pueden perderse, ya sea porque no le damos el valor que tienen o porque nos desprendemos de ellos pensando que no valen lo suficiente, o que tenemos algo de más valor que eso... y luego echamos la vista atrás arrepentidos por no tener ese tesoro que teníamos.

Tenemos que valorar lo que tenemos. Aprovecharlo y vivirlo. Que sólo tenemos una vida y nadie más va a vivir nuestra vida por nosotros. Que cuando menos te lo esperas te viene la maldita muerte y no podrás vivir esas cosas que siempre has deseado hacer. Esas cosas que poco a poco va dejando para otro día.

Aun así, la muerte tiene una importancia brutal en la vida. Hay personas que desearían que no existiera. Les gustaría ser inmortal. Y yo pienso que la muerte es necesaria en la vida. Porque si todos fuésemos inmortales, nadie viviría el momento. Nadie se molestaría en labrarse su vida, crear su familia y dejar lo mejor para ellos. Sólo se miraría por uno mismo. La vida perdería significado. Yo no quiero esa vida para la eternidad... prefiero lo corta que es la mía para disfrutarla todo lo que pueda y saborear lo buena que sabe disfrutada a mordiscos.

Y es que nuestras huellas dactilares no se borran de las vidas que tocamos. No lo olvidéis.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La vida erasmus... Parte III

Partes anteriores:
· Parte I
· Parte II

Casi dos meses después de llegar, y con un cumpleaños de por medio, la vida erasmus se estabiliza y sigue su curso. Siento el retraso... pero es que aquí los días son tan largos que uno no deja de hacer cosas. Continuamos.

La vida erasmus es liarla cuando llegas a casa de vuelta borracho. Europa tiene una costumbre, que es cerrar los garitos muy pronto. Normalmente a eso de las 4 de la mañana, lo que para un español es un horario muy presto, como dicen aquí. Así que a esa hora aún te sientes lo suficientemente borracho como para liarla y partirte el culo (literalmente, ahora explicaré por qué) con las diferentes cosas que surgen. Cosas como, salir de una discoteca con tus colegas, por supuesto, borracho, ver que uno de ellos salta una valla de obra ágilmente. Tú, que a estas horas corre más alcohol que sangre por tus venas, te sientes lo suficientemente valiente como para hacer lo mismo...pero con diferente resultado. Sin saber bien cómo, te ves en el suelo, con tu hueso del culo gritando de dolor y con tus colegas partiéndose el culo (pero no como tú). Al día siguiente, en la cama te despiertas con dolor en: el hueso del culo, la cadera, las costillas, un codo... y te preguntas por qué te duelen tantas cosas... la respuesta llega rápida a tu mente... la caída.

La vida erasmus es que se te pudra la comida. Un día comprando, te da por comprar verdurita. "Hoy empiezo a comer bien y no tanta mierda" te dices con la lechuga en la mano. La metes en el frigo y ale... a por una ensaladita. Tres semanas después abres el frigo, te vas a tu balda (que es la de más abajo) y ves que encima de tu comida hay un líquido negro que las recubre, "Qué coño me habrán tirao de arriba mojándome la comida" te dices. Otra semana después abres el frigo y notas un hedor bastante importante que llega a tus fosas nasales. Intentas buscar de donde proviene y... SORPRESA!! sacas del fondo del frigo la bolsa de la lechuga completamente negra!!!! soltando ese famoso líquido negro que recubría tu comida la semana anterior. Entre arcadas, tiras la lechuga a la basura, mientras notas como tus ganas de comer se evaporan. Aún a día de hoy (semana y media después) tengo ese olor en mi mente y las arcadas empiezan a subir. Horrible.

La vida erasmus es salir y salir... y ponerte malo. En el resto de Europa no hace el buen tiempecito que hacía en tu Cádiz natal y sales a la calle como si aún pasearas por el paseo y claro, pasa lo que pasa. Que de un resfriado pasas a una bronquitis. Los mocos verdes hacen acto de presencia todas las mañanas cuando te levantas y los despides mientras se van por el desagüe. A fin de cuentas estoy en Roma, por lo que imito al más grande de los artistas italianos, Miguel Ángel, y me paso todo el día esculpiendo... esculpiendo mocos en el lavabo de 3 en 3. Y cuando no estoy en casa, el esculpir se hace tarea difícil, más que nada porque (esto todos lo sabemos) que esos mocos no salen solos, sino que hay que darles una pequeña ayudita haciendo un sonido bastante escandaloso para ello. Resulta gracioso ver como una italiana mira hacia atras por la calle y luego anda más deprisa, hasta casi correr, para alejarse de tí tras buscar y esculpir un bonito moco en la calle.

La vida erasmus es descubrir que el transporte en Roma es la puta hostia y no hay más debate. Que gusto y que placer da ver que a las 5 de la mañana cuando hace más frío que alicatando el cuarto de baño de Papa Noel hay un autobús que te recoge en la estación principal y te deja a 100 metritos de tu casa todas las noches. Y lo mejor de todo... SIN PAGAR!! Y te montas en el tren para tu universidad... y TAMPOCO PAGAS!! y así todos los días. Viva Berlusconi coño!!

La vida erasmus es seguir comprendiendo a tu puto casero. Ese que al pagarle el dinero del mes te coge y te dice: "Ven José... no vuelvas a hacer ruido por las noches", "¿Cómo dice estimado y amable casero?", "Me han comentado que haces ruido por las noches, así que... una vez, a la segunda... te vas fuera", "Gracias por su aviso cabr... amable casero". Y es que resulta que el día anterior hablaste un poco más alto de lo normal por el ordenador con tu casa, por lo que el simpático compañero de enfrente de tu cuarto, ese que nunca sale del cuarto y que no se relaciona con nadie, llamó al casero y le dijo que estaba armando jaleo. Le haces una visita a su puerta y le preguntas amablemente: "¿Por qué has avisado al casero de que estaba armando jaleo?", "Porque me levanto muy temprano y anoche estabas gritando mucho", "No estaba gritando, estaba hablando con mi madre por el ordenador y debía hablar alto para que me escuchara", "Ese no es mi problema... me da igual lo que estuvieras haciendo. No quiero que armes ruido". Con una sonrisa te das la vuelta y te vas. La venganza puede ser terrible.

La vida erasmus es volver a liarla de vuelta a casa borracho. A las 5 y media de la mañana hay hambre, sobre todo porque cenaste a hora guiri, es decir, a las 9. A esa hora todos los de tu piso (que no son erasmus) están plácidamente durmiendo. ¿Haces de tu comida? Pues deberías, pero va a ser que no. Todos los demás duermen. Nadie se va a enterar. Abres la puerta del armarito de ese compañero tuyo tan simpático que le da por avisar al casero porque el de enfrente habla con su casa muy alto... guau!! 6 paquetes de arroz Knorr... con champiñones!! con queso!! risottos por doquier!! Eliges los 2 que más te gustan, te los metes en los huevos y hala... ya tienes comida para dos días. Y esto es sólo el principio maldito avisador de caseros...

La vida erasmus es notar como la gente en tu universidad te mira. Y tanto. Tu andas tan tranquilito por el campus con tu maletita, mientras a tu paso, todos los italianos te miran y esbozan una leve sonrisa. Entras en clase, te sientas con tus compis erasmus españoles y notas como la gente a tu alrededor se da la vuelta y te mira, de nuevo con la sonrisita, al notar hablar en otro idioma. Y te preguntas, ¿qué coño miran? Es entonces cuando recuerdas cuando tú mirabas igual a los erasmus en tu uni y los mirabas como bichos raros. Ahora los guiris no son ellos. Eres tú.

La vida erasmus es mirar por el dinero como nunca antes. Ingeniártelas para no pagar en la mensa. La mensa es el comedor universitario. Aquí no es como en España, que tú pagas en mano. Aquí tienes una tarjeta que se recarga, tipo tarjeta de crédito. Comer en mi mensa vale 3.50. "Vaya... tengo sólo 3 euros para hoy, y se recarga con mínimo 5 euros... hoy se hace la del 3 14". Coges tu bandeja, la llenas de comida, te vas a la parte donde le das tu tarjeta a la tía, se la das con la carita más de santo de tu vida. Más de cuando hiciste la comunión. La mujer te dice en un perfecto italiano que no tienes dinero en la tarjeta, que no la acepta. Tú, con tu italiano más gitano del mundo le dices que sí, que hay dinero y que no entiendes nada de lo que te dice. La mujer te lo vuelve a decir un poco más lento, pero nada... tú no entiendes nada de nada de lo que te dice (aunque la entiendes perfectamente). Al final te dice que pagues mañana... tú asientes mientras te vas a tu sitio con tu bandejita comiendo gratis. Y así lo vuelves a hacer dos o tres veces más, hasta que ya no colaba más y tenías que recargar. Pero tus 10 euritos que te has ahorrao no te los quita nadie.

La vida erasmus es seguir liándola de vuelta a casa borracho. En tu piso tienes otro compi que se relaciona poco, casi del estilo del avisador de caseros. Este, a diferencia del otro, parece simpático y al menos saluda cuando llega a casa. Tiene una cosa que le identifica, que es gay. Vive con su "novio" en el piso, y eso que el casero nos dijo que aquí no se podía traer a nadie. Es sssssuper gay, es gracioso ver como habla un gay italiano. Mi compi español y yo, cariñosamente le llamamos el julandrón, porque maricón podría entenderlo ya que en italiano se dice maricone. Así que... después de otra fiesta vuelves a casa envalentonao y se te ocurre la idea. Coges post-it y bolígrafo y le pegas esto en su puerta:

Al día siguiente no verías su cara al verse eso en la puerta y más aún sabiendo que no entendería qué coño pone... pero te partes el culo igual. Al día siguiente te levantas y vas hacia la cocina, pasando por el cuarto del julandrón y ves que ya no está el post-it en la puerta. Así que, resacoso y adormilao te vas hacia la cocina esbozando una sonrisa malévola.

La vida erasmus es convertirte en un cinéfilo. Sobre todo si pasas tiempo en tu casa metido porque estás esculpiendo. Te ves películas día sí y día también. Te ves todas las pelis que no te has visto en 2 años en tu Cádiz natal. Eso sí, no vale verse Rec a oscuras justo antes de dormir, que sino sueñas con zombies y sentir miedo en un sitio que no es tu camita española no mola.

La vida erasmus es cambiar las sábanas un mes y medio después de haberlas puesto. Es que entre una cosa y otra nunca tenías tiempo de cambiarlas. La cama lo ha agradecido mucho. Eso sí, se ha tenido que volver a ver lo bien cuidado que está el colchón. Por cosas así no daban ganas de cambiar las sábanas. Intentas colocarlas por el filito, sin tocar la mancha de meao seco y la raja comida por las polillas. Ea, como nueva. Si la cosa se da bien, nos volvemos a casa en Navidades con las mismas. Con dos cojones.

La vida erasmus está genial. Sobre todo si para el siguiente fin de semana hay un encuentro con 2.000 erasmus de toda Italia en tu ciudad. Será interesante ir. Eso sí, la beca ni olerla. Mientras otros países como Francia las dan antes de que los alumnos se vayan, España, y más concretamente Andalucía, 2 meses después de llegar aquí aún no ha pagado ni un euro. A ver si pagan pronto, que en diciembre me veo de Puente, y no el de la Constitución precisamente... sino viviendo debajo de uno. Seguiremos contando. Saludos!!

sábado, 16 de octubre de 2010

La vida erasmus... Parte II

Partes anteriores:
· Parte I

La vida erasmus continúa, y con ella las experiencias y las vivencias. A través de esta pequeña sección se intentará dar a conocer algunas de ellas. No del global, sino de las que me ha tocado vivir a mí. En fin... ¿qué es la vida erasmus?

La vida erasmus es ir a tu casa, esa que tanto te gustó cuando la viste por primera vez, entrar en tu cuarto... y ver que dentro hay más mierda que en la bombilla de una cuadra. Que pasas el dedo por encima de la mesa y se vuelve negro. Vas al baño y el suelo de la ducha está marrón. La mierda acumulada hace pensar que para saber quién fue el último en vivir allí habría que hacerle al baño la prueba del carbono 14.

La vida erasmus es vivir en mierda. Generalmente. La casa está habitada por 6 personas más. 6 personas que limpiar no es uno de sus hobbys favoritos. Y la mierda se acumula. Y tanto. El suelo de la cocina se vuelve negro. Las zapatillas se te van pegando al suelo. La bolsa de la basura se convierte en una prueba, o un juego, poner la basura en la puntita y que no se caiga toda la basura. El que la tira... la lleva a la calle. Uno de tus compis, harto de ver ese montón a punto de caerse, pone la bolsa en la puerta de la cocina. Esperando que alguien la lleve a la calle. Tras pasar 5 días y acumular 3 bolsas más en la puerta, que hay que sortear al entrar, decides ir a tirarlas tú mismo, mientras te vas cagando en la gente y por qué coño será tan guarra. Lo mismo se piensan que a las bolsas le van a salir patas y van a irse solitas al contenedor.

La vida erasmus es seguir viviendo en mierda. Ir al baño y ver el pipi en el suelo. No recogido, evidentemente. Ver que uno del piso dice que la casa está muy sucia, que acaba de limpiar y que todos deberíamos hacer lo mismo. Ir a la cocina y ver que el cabrón lo que ha hecho es pasar la fregona levemente y sin barrer, por lo que no sólo la mierda sigue ahí, sino que ahora encima está mojada.

La vida erasmus es comprender a tu casero. Saber que le has dado dos meses de fianza y que no le puedes caer mal o si no, al irte se te quedará con un dinerito curioso. Así que, si ves que no tienes agua caliente y que tras más de 4 días aún sigue sin venir el fontanero, en vez de llamarle y decirle lo que realmente piensas: "Hijo de la gran puta!! Cuando coño me vas a llamar al fontanero que llevo 4 días lavándome en el lavabo con agua fría pedazo de cabrón!!", lo llamas diciéndole: "Amable y estimado casero, ¿cuando viene el fontanero? ... ¿3 días más? Sin problema!! =D". ¿Que no hay internet? Tranquilidad y sonrisas para afrontar la espera. Recuerda... 2 meses de fianza.

La vida erasmus es ir a la universidad por primera vez. Pensando en todo lo que has oído antes de que los erasmus aprueban por trabajos.... que a veces ni eso... sólo con decir dos tonterías en su idioma los profesores se apiadarán de tí y te aprobarán por la cara. Llegas y en tu primera clase, en la que no te has enterado de nada, y cuando digo nada, es nada, hablas con el profe, le dices que eres erasmus y que si te ayudará... y lo que te dice es que si no entiendes el idioma que te vuelvas a España, que aquí a estudiar como todos y que de ayudas ni una. Eso sí que lo entiendes perfectamente, y te vuelves a tu casa pensando cómo coño vas a aprobar las asignaturas, que si ya son difíciles de por sí, encima en otro idioma.

La vida erasmus, por regla general, es acabar una clase de dos horas y media en la universidad y salir por la puerta pensando que has perdido dos horas y media de tu vida en la que no has hecho nada. Y vuelvo a repetir, cuando digo nada, es nada.

La vida erasmus es aprovechar al máximo la ropa que has traído limpia de España, y cuando ves que no tienes más remedio, ponerte a mirar cómo funciona la lavadora en otro idioma. Meter tu ropa dentro, poner el método que crees que va bien, pulsar todos los botones hasta que por fin se enciende y rezar para que tu ropa al acabar esté de la misma forma de cómo la metiste, pero limpia, claro.

La vida erasmus es preguntarse como va uno a la peluquería y le explica exactamente como quiere que lo pelen. Ir pasando los días, sin querer ir. Como si el pelo no creciera en ese tiempo. Y acabar yendo rezando para que te corten parecido a lo que tú quieres.

Y para acabar esta segunda parte, la vida erasmus es pillarte tus primeros viajes a otros sitios del que estás, aprovechando que estás más centrico en Europa, y que tus amigos te digan: "Jodeeeer, cómo vivís los erasmus!!" Mientras tú piensas: "Pues entre mierda, picha... entre mierda". Nos vemos pronto! Saludos!!

miércoles, 6 de octubre de 2010

La historia de amor del perro Canelo

Esta historia que paso a contar, es una historia verídica que ocurrió en Cádiz. Su protagonista es un perro que se llama Canelo. Su dueño y él paseaban frecuentemente por Cádiz. Hasta aquí una historia nada alejada de lo común. Pero un día su dueño empezó a ir al Hospital, ya que empezó a sufrir problemas renales, por lo que tenía que ir a tratarse con diálisis. Canelo no podía entrar en el Hospital, así que su dueño lo dejaba en la puerta esperando, y Canelo permanecía ahí obedientemente hasta que su dueño salía para ir de nuevo a casa.

Un mal día, su dueño tuvo complicaciones en el Hospital y murió. Canelo permaneció horas y horas esperando a su dueño. Que nunca salió. Canelo no sabía lo que había ocurrido, creía que su dueño acabaría saliendo tarde o temprano por esa puerta, como siempre había hecho. Y esperó y esperó. Días y días. Los vecinos de la zona y los propios empleados del Hospital, enternecidos por la historia de Canelo, le daban comida y bebida mientras Canelo seguía esperando a la puerta del Hospital.

12 años. Ese fue el tiempo que Canelo pasó esperando a su dueño a la salida del Hospital. Se le podía ver por las mañanas deambulando por las calles de Cádiz. Andando por la playa. Pero por las tarde se iba a la puerta del Hospital por si salía su dueño. 12 años de espera. Que se dice pronto. En ese tiempo, algun desalmado lo llevó a una perrera para sacrificarlo. Pero finalmente se logró devolver a Canelo a la calle, para que siguiera esperando a su dueño, como a él le gustaba hacer. Durante ese tiempo, Canelo no desistió de esperar a su dueño. No se aburrió. Ni siquiera el no saber de él, el no verlo, le hizo desistir en su empeño, de volver a verle salir por aquella puerta de la que esperaba día tras día.

Hasta que tragicamente, el 9 de diciembre de 2002, un coche atropelló a Canelo en un paso de peatones cerca del Hospital, y murió. Su historia fue muy conocida en Cádiz incluso trascendió en algunos sitios de España. De hecho, una de las calles que hay al lado del Hospital lleva su nombre con una placa.

Yo soy un amante de las historias de amor verdaderas y buenas. Deberíamos de aprender de Canelo, que siendo un animal, tenía un concepto del amor mucho más grande que muchas personas. Para él, no le hizo falta ponerse delante de un altar y decír Sí quiero a las palabras de hasta que la muerte os separe. Para él incluso, ni tras la muerte de su dueño consiguió separarse de él. El consuelo que queda es que tras morir Canelo, en algún sitio allá donde fuera, seguro que se volvieron a juntar... él y su dueño.

domingo, 26 de septiembre de 2010

La vida erasmus... Parte I

La vida erasmus no tiene tantas cosas bonitas al principio como todos se piensan. Al principio cuando llegas a otro país, con otro habla, con otra gente muy diversa, y tanto... en un sitio desconocido donde apenas te entiendes... se pasa mal. Pero sólo es pasajero. Como todo en la vida. Pero... ¿Cómo es la vida de un erasmus?

La vida de un erasmus es estar en la cama del albergue/hostal/cuarto de mierda acostado, mirando al techo, rodeado de gente desconocida o que acabas de conocer en tus primeros momentos allí y preguntarte si esto es realmente lo que tú entendías por erasmus. Mirar a tu alrededor y ver que el albergue/hostal/cuarto de mierda posiblemente se pueda caer de mierda en algún momento. Ir al baño del albergue/hostal/cuarto de mierda y ducharte de puntillas porque te da asco pisar el suelo de la bañera. Ver que cuando te quieres vestir se te han olvidado los calzoncillos en tu cuarto y ver que quizás los que tenías puesto antes aún tienen un uso más bien dado.

La vida de un erasmus es pensar en algún momento que como en tu casa no ibas a estar en ningún lado y de preguntarte para qué coño te habrás metido en este fregao. Hasta te planteas la vuelta a casa, sin ser navidad.

La vida de un erasmus es recorrerte toda la puta ciudad desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche. Eso si no sales, porque si sales la cosa se planta ya en las 4 de la mañana. Por lo que el cansancio se va acumulando y a los 3 días de estar aquí notas como tus pies duelen como nunca y que tus rodillas te piden descansar, a la vez que tu espalda.

La vida de un erasmus es ver como hay gente muy amable, que sin conocerte de nada, sólo por ser español como tú, te da lo poco que tiene y te pone un plato de comida caliente por delante. Y también es ver como hay gente envidiosa y egoísta y más antipáticos que nada.

La vida de un erasmus es ir a ver casas. Unas buenas. Otras regulares. Otras malas. Otras que... no se le podrían llamar ni casa. Ver como los caseros te intentan timar por ser español, o "guiri" y cagarte en toda su familia entera. En español por supuesto.

La vida de un erasmus es intentar ver cosas por los sitios que puedas llevarte a tu casa. Una almohada, una sábana, una manta, una silla... cualquier cosa vale para tunear tu pobre cuarto que por tener no tiene ni perchas, así que tienes que colgar la ropa de tu propia maleta o filito de la cama.

La vida de un erasmus es quedarte tranquilo como cuando das a luz sabiendo que tienes casa y ya tienes donde dormir bien. Es entonces cuando echas la vista atrás de lo duro que lo has pasado y te ríes y dices: "pues tampoco era tan duro", cuando en el fondo sabes que posiblemente no hayas pasado más miedo en tu vida.

La vida de un erasmus es decidir qué vas a comer hoy, qué vas a cenar hoy... y ver que siempre tienes lo mismo. Es decir siempre la misma frase: "Mañana como otra cosa" y al final... comes siempre lo mismo. Generalmente, filetes con patatas y pasta. Arroz con salchichas muy de vez en cuando.

La vida de un erasmus es ver que sales de fiesta a las 12 de la noche como en España y ver que ya la gente lleva 3 horas de fiesta y que en las discotecas no dejan entrar sin pagar la cifra de 25 euros. Baratito baratito. Un día dices la frase: "Mañana ceno a las 7, a las 8 estoy bebiendo y a las 10 salgo", y al día siguiente te vuelve a pasar lo mismo y dices: "De mañana no pasa, he aprendido". Pero lo mejor es que al tercer día te vuelve a pasar exactamente lo mismo y ya es entonces cuando te dices imbécil a tí mismo.

La vida de un erasmus es beber cerveza para comer, para cenar, para hacer botellón, en la calle... y cuando estás camino a casa haces recuento de cuantas te has podido beber al día y perder la cuenta en 10.

La vida de un erasmus es volverte y decir EEEEE cuando escuchas un grupo español. Cuando ves a españoles como tú en tu misma situación se produce una especie de "zimbiozis", que diría aquél, y os intentáis intercambiar experiencias... llegando a la misma conclusión siempre... y es que la vida erasmus, al principio, no es tan fácil como la pintan. Hay que currárselo para que todo salga. Veremos como van las siguientes partes. Saludos!!

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi despedida...

Hace mucho, mucho tiempo que llevo queriendo dar un un paso adelante en mi vida. Pero por diversas razones no se pudo dar y la vida me ha llevado por este camino. El 20 de septiembre me voy por un año a Roma. Allí empezaré una nueva etapa en mi vida. Una etapa que espero que sea el comienzo de algo muy bueno para mí.

Por si no lo sabéis (los que siguen mi blog lo sabrán), que no me gustan NADA las despedidas. Pero quería dedicaros algo a vosotros, a mis amigos, en mi despedida. Porque gracias a vosotros he vivido muchas cosas increíbles. Pienso que todas las personas que aparecen en tu vida aparecen por un motivo y una razón. Y de todas y cada una de las personas que aparecen en el video del final he aprendido algo. Y por eso, mi agradecimiento.

Posiblemente, este sea el paso para quedarme en el extranjero por... quién sabe cuánto tiempo... pero aunque existan miles de kilómetros de distancia, a esas personas que son importantes en mi vida las sentiré muy cerca porque las llevaré siempre conmigo. Esto no es un adiós. Es un hasta luego.

No quiero alargarme más. Tan sólo invitaros a que veáis el video. Espero que lloréis tanto como yo he llorado haciéndolo! jajaja. Nos vemos por las Europas. Hasta pronto.


sábado, 11 de septiembre de 2010

¿Por qué no soy feliz?

Leí el otro día un artículo en el Diario El País, titulado "¿Por qué no soy feliz?" y me gustó mucho las historias que contaban. Aunque sabemos que tenemos que sonreír, que tenemos que intentar ser feliz a pesar de algunas cosas que nos pasen, a veces, hace falta que nos lo pongan por delante para concienciarnos. Pongo dos historias de todas las que cuentan para que las leáis.

Pilarín Romero de Tejada

"Si tu objetivo es el amor, tu resultado será la felicidad"

89 años. Viuda. Jubilada. Gracias a su marido, con quien estuvo casada 60 años, aprendió a "amar incondicionalmente".

"Recuerdo haber sufrido mucho en mi infancia. Mi madre murió cuando yo tenía dos años. Ya en el colegio, les preguntaba a mis amigas qué sentían al abrazar a sus mamás. Y a los 10 años perdí a mi padre, que era mi referente. Además, por aquel entonces estaba llena de carencias y complejos. Me veía muy fea. En comparación con mis hermanas, que eran todas rubias y guapas, me sentía un bicho raro. Y así, huérfana y sin autoestima, me sentía tan triste que lo veía todo negro. Pero esta visión distorsionada cambió a los 17 años, cuando conocí a Alberto, el hombre de mi vida. A su lado comprendí que yo no era feliz porque no me quería a mí misma. Por eso era tan dependiente del amor y la aprobación ajena. Empecé a mimarme y a verme con otros ojos. Dejé de decirme cosas feas y comencé a sentirme más bonita. Y en la medida que me fui sintiendo mejor conmigo misma, me di cuenta de que este bienestar se multiplicaba cuando amaba a las personas que me rodeaban. Así fue como poco a poco mi egoísmo murió de inanición. Alberto falleció en mis brazos hace casi dos años. Entonces pensé que no sería capaz de soportarlo. Que me marchitaría como una flor a la que le han quitado su agua y su luz. Pero no. Viví el duelo con agradecimiento por la maravillosa vida que pasamos juntos. Él ha sido mi gran maestro y mi gran amor. Junto a él aprendí que nadie ni nada puede hacernos tanto daño como nuestros pensamientos. Y que lo importante no es qué pueden hacer los demás por nosotros, sino qué podemos hacer nosotros por los demás. La vida es tan sabia y generosa que no nos da lo que queremos, sino lo que necesitamos para aprender a ser felices por nosotros mismos. Además, si encuentras el bienestar dentro de ti, todo lo demás viene por añadidura. Y esto que es muy fácil de decir, da para unos cuantos años de aprendizaje. Y por favor, no me creas... Experiméntalo por ti mismo".

Albert Figueras

"El secreto de la felicidad consiste en valorar tu vida tal como es"

48 años. Vive en pareja y tiene dos hijos. Médico y divulgador. Durante años ha estudiado qué dice la ciencia sobre los pilares del auténtico bienestar.

"Antes solía creer que la felicidad era un estado de gracia que muy pocos podían alcanzar. Y que para ser uno de esos privilegiados tenía que seguir el modelo determinado por la sociedad: estudiar una carrera universitaria, conseguir un buen trabajo, comprar una vivienda, casarme, tener hijos... No es que me sintiera especialmente infeliz, pero mientras iba recorriendo ese camino tenía la sensación de no ocupar todavía 'el podio de los felices'. Mis días estaban marcados por el hastío que te invade mientras esperas, sin saber demasiado bien el qué. Tal vez fue por eso por lo que empecé a interesarme por las bases neuronales de la felicidad. La ciencia dice que percibimos cómo nos sentimos gracias al contraste. Así, cuando alcanzamos cierta riqueza externa es más fácil darnos cuenta de nuestra pobreza interior. He aprendido que la felicidad -quizá provocada por una sustancia llamada oxitocina- consiste en apreciar las pequeñas grandes cosas que nos pasan cada día. Y que esos breves instantes se escapan fácilmente cuando aparece el deseo de querer que suceda algo que no está sucediendo. El deseo pone nuestro centro de atención en lo que no tenemos, en lo que nos falta, en lo que podría ser mejor, causándonos grandes dosis de sufrimiento. El deseo nos lleva a regodearnos en recuerdos pasados y a fantasear con ensoñaciones futuras, perdiéndonos por completo el momento presente, que es el único donde sí podemos conectar con la felicidad. El reto consiste en no dar nada por sentado, valorando todo lo que forma parte de nuestra vida. Más que nada, porque lo que se valora se disfruta mucho más, mientras que lo que no se valora se termina perdiendo".

Ser feliz es algo que todos anhelamos. Algo que buscamos insistentemente. Pero como bien dice el artículo, la buscamos según lo que la sociedad determina, y eso es lo que nos impide ser feliz. Porque no debemos buscar la felicidad allá donde nos dicen. Allá donde nos enseñan. Debemos buscarla en nosotros mismos. En hacer lo que queremos, no lo que nos obligan a hacer. Sentirse bien con uno mismo es el primer paso para empezar a ser feliz.

La mayoría de veces, al imponernos una meta como puede ser "Ser feliz" nos ponemos una barrera tan grande que nos hace imposible el saltarla, creándonos ansiedad y sufrimiento. A veces parece que nos encante sufrir, porque en lugar de mirar adelante, nos revolvemos en nuestro sufrimiento, lo que nos impide pasar al siguiente nivel y por tanto, empezar a ser feliz. Cuando nos duele la cabeza, tenemos dos opciones, quejarnos una y otra vez de que nos duele y no hacer nada para que ese dolor se vaya (sufrir) o descansar un ratito y tomarnos una pastilla (luchar contra él). Todos tenemos claro lo que hacer cuando nos duele la cabeza... tomarnos una pastilla, no queremos sufrir. ¿Por qué hacer entonces lo contrario en otros aspectos de la vida? ¿Por qué no tomamos remedio y seguimos sufriendo sin parar? El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. No lo olvidéis.

Para el que quiera leer algún caso más:
http://www.elpais.com/articulo/portada/soy/feliz/elpepusoceps/20100808elpepspor_9/Tes

viernes, 3 de septiembre de 2010

La rutina... ¿Cómo vencerla?

La rutina. Vivimos nuestras vidas ajenas a ella, la mayoría de las veces. Pero la rutina es una compañera de viaje que llega sin avisar. Apenas la notas cuando ya está asentada en tu vida. Y si la tienes contigo... tienes un problema. Y de los gordos. El día menos pensado te la ves por cualquier lado. En el sofá, en la tele, en la cama, en un paseo, en los ojos de tu pareja, en un despertador. Es como esa mosca molesta que pulula por nuestra mesa en verano y no te deja tranquilo. Tu la intentas espantar, pero con hacer un aspaviento no basta. Ojalá fuera tan fácil.

La rutina puede llegar de muchas maneras. Tanto a una persona sola como a una pareja. Pero en ambas puede ser mortal. Para las parejas, o para el amor, mejor dicho, puede llegar a ser el fin. La rutina es la única que puede acabar con el amor. Absolutamente ningún sentimiento puede matar el amor. Ni el odio, la ira, los celos, el egoísmo, la indiferencia, la tristeza... todos pueden vencerse con el amor puro y verdadero. Pero una rutina puede acabar con un amor de muchos años. Pero, ¿cómo notas que la rutina ha llegado a tu pareja?

Cuando un plan con tu pareja se convierte en un problema. Cuando prefieres quedarte en casa tranquilo a tu bola que hacer algo con la otra persona. Cuando quedáis y sólo hablais de vuestro día y poco más. Cuando váis a la playa y habláis sólo de que hace muchas olas y que hace mucho calor. Cuando veis una peli en el cine y volvéis a casa en el coche o andando sin hablar, o hablando sólo de que la peli ha estado bien. Cuando ya no miras el móvil para ver si tienes algo de tu pareja. Cuando te pones más contento cuando te llama un amigo al que hace tiempo que no ves que a que te llame tu pareja. Cuando vuelves a casa y sólo le dices: "Hola..." y no os dáis un beso. Cuando ya no os hacéis carantoñas como antes. Cuando ya no te queda cosas que conocer de tu pareja. O cuando no quieres seguir conociendo nada más. Cuando pasáis más tiempo en silencio que hablando. Cuando hay más discusiones que planes conjuntos.

Pero también existe rutina para esa persona que está sola. Cuando el despertador siempre suena a la misma hora día tras día. Cuando te levantas con la misma cara de agobio y sin ilusión. Cuando recorres el mismo camino hacia el trabajo día tras día. Cuando vuelves del trabajo y te echas en el sofá a ver la misma mierda de siempre. Cuando te acuerdas de la persona con la que ya no estás día tras día durante meses. Cuando relees los mensajes de cuando estábais juntos. Cuando lloras en tu almohada pensando en algo ya pasado.

Amigos... aquí no estamos eternamente para estar jodidos tanto tiempo. Hay que evitar la rutina. ¿Y cómo? Haciendo que cada día sea diferente el uno del otro. Haciendo planes. Teniendo proyectos. Un solo proyecto es capaz de crear una ilusión tan grande que la sonrisa no se nos va de la cara cuando pensamos en él. Haciendo que la vida con nuestra pareja sea emocionante y no monótona. Cualquier juego, cualquier detallito tonto puede alegrar un día. Escribir algo en el espejo del baño. Ponerle una carita feliz con mermelada en su tostada. Una rosa en su almohada. Unas cosquillas. Un paseo viendo el atardecer. Unas fotos para el recuerdo.

A mí me da igual no tener el mejor trabajo del mundo, ni el mejor pagado. Si con ello yo me levanto por las mañanas con una sonrisa, con ganas de ir a trabajar porque me divierte lo que hago y a lo que me dedico. En la vida hay que hacer lo que a uno le gusta, no lo que nos obliguen a hacer. Porque si hacemos cosas que no nos gustan, acabará llegando el momento en que la rutina se instalará de nuevo en nuestras vidas y nos amargarán y hará sentirnos mal. Nunca es tarde para ser feliz. Nunca es tarde para hacer lo que queremos. Aunque tengamos 50 años. Si algo nos gusta tenemos que hacerlo. Porque aquí estamos para ser feliz. No para hacer de nuestra vida un martirio.

¿Que no sabemos si seremos feliz sin esa persona con la que ya existe la rutina? ¿Sólo estás con esa persona porque tienes miedo a estar sol@ y no ser feliz? Ya sabes que con esa persona NO serás feliz. Fuera hay miles de oportunidades de ser feliz. En tu mano está qué decides. Si seguir viviendo el resto de tus años con la rutina. O despertarte por la mañana con una sonrisa y con ganas de vivir el día. Yo tengo claro qué elegir. Y es vivir la vida lo mejor posible. El tiempo se escapa y la vida se acaba. Así que ponlo en práctica... y vive el día como si tú lo inventaras. Ya estás tardando.


martes, 17 de agosto de 2010

Lo peor del amor...

El amor... causa del principio y muchas veces finales de la gran mayoría de nuestros problemas. El amor... cuatro letras que aunque parezcan pocas e insignificantes son todo lo contrario. El amor... lo más bonito del mundo... o la mayor mierda jamás creada. Según.

El amor correspondido es precioso, pero... ¿existe? Nos cansamos de verlo en las películas pero eso tiene de realidad lo que yo de negro. Nada. "Ohhhhhhhh!!! Que bueno es Edward!!! Todas queremos un novio así de bueno, romántico y que se preocupe por nosotras y nos cuide tan bien como él" y luego pierden el culo por el tío más cabrón y chulo de todos de los que puedan existir. "Ayyyyyyyy (entre lloros) Qué mala suerte tengo!! Que todos los tíos me hacen daño!! Son todos iguales!!", claro, no que casi todas las tías sois iguales de tontas... o de mentirosas cuando decíais lo del novio bueno y cuidadoso. Pero lo mismo para ellos.

El amor tiene cosas buenas, pero también las tiene malas. Y tantas. Cuando te das cuenta que hoy ya no se lleva el tener pareja. Que todos están de una flor en otra. Que ya no se lleva el conocerse, se lleva el probarse. Que si no mides 2 metros y tienes más músculos que neuronas no te comes una mierda en una discoteca. Para mí, es mucho más bonito el irte a casa habiendo conocido a alguien especial una noche que el haberte enrollado con alguien 5 minutos y adiós muy buenas. ¿Acaso no es más especial ese mensaje del día después diciendo de volver a verse? ¿O ese toque del día después de: me acuerdo de tí?

Pero cuando escarbas en el mundo en el que vivimos ves lo podrido que está. Que parejas de tantos y tantos años y con proyectos juntos se vienen abajo de la noche a la mañana. Un día sin más ella o él se levanta y dice que ya no quiere seguir juntos. Que l@ quiere, pero que no está enamorad@. Y ahí viene lo peor. El desamor. El dolor. La rabia. La desesperación. Todos los que hemos pasado por ahí (casi todos) sabemos de lo que hablamos cuando decimos desamor... y conocemos lo peor del amor.

Lo peor del amor cuando termina son los pensamientos sin destino, las imaginaciones irreales, los "y si..." imposibles. Lo peor del amor cuando termina es darte cuenta que todo lo que has hecho por una persona no ha sido valorado en parte/o en nada. Ver que lo que has dado ha sido para la persona equivocada. Lo peor del amor cuando termina... es desconfiar para la siguiente y no dar todo para esa persona que quizás esa sí se lo merecía y no se lo diste por temor a caer de nuevo.

Lo peor del amor es decir te quiero sin sentirlo, descubrir que un día los besos sólo saben a saliva y no traen mariposas al compás. Lo peor del amor es cuando sólo se habla del tiempo, cuando un abrazo sabe a polo opuesto, cuando el deseo se convierte en realidad. Lo peor del amor es cuando las palabras sobran, cuando las miradas gachan, cuando existen ganas de menos que de más. Lo peor del amor es descubrir un día que hay putas que no cobran, que hay caricias que no atraviesan, que ya hasta el sexo está de más. Lo peor del amor es descubrir que la presencia se torna ausencia, ver que los celos se acaban y pierden su esencia, cuando a la palabra fin no le sigue un continuará.

Y yo mientras seguiré pensando distinto a la frecuente opinión. Que prefiero un intercambio de palabras y un hasta pronto que cuatro besos sin pasión. Pero eso sí, con la persona adecuada... porque lo peor del amor... es que no haya amor.



sábado, 7 de agosto de 2010

La marea de nuestra vida...

Qué parecido es a veces el mar con la vida misma. Hay un momento que los marineros llaman marea floja, cuando la marea ni sube ni baja, sino que permanece completamente inmóvil. Es un punto detenido en el tiempo, cuando todo está quieto y tranquilo. Esos momentos que cuando los tenemos en la vida cotidiana nos saben a gloria. La única desventaja, es que pasa muy rápido.

Cuando uno prueba el silencio, la tranquilidad de verdad... la añora en ciertos momentos de su vida, más tarde o más temprano. La soledad no es buena, claro que no. Pero todos necesitamos nuestro espacio a veces. Huir del ruido, de los agobios, del estres. Refugiarse en uno mismo. Disfrutar de nuestra propia compañía, del silencio que inunde la escena. Y hablar, con uno mismo. Reflexionar y ordenar nuestra mente. Al igual que hacen los pescadores en sus largas travesías por el mar, donde pasan la mayor parte del día sin más compañía que la de su caña y sus peces.

Cuando uno pesca tiene que tener paciencia, si no, poco va a conseguir. En nuestra vida vamos demasiado acelerados con todo. Y a veces, la gran mayoría, nuestros objetivos no se cumplen. Porque no tenemos paciencia. El buen pescador sabe que si tiene paciencia obtendrá su premio. Pueden pasar días y días. Horas una detrás de otra sin conseguir nada. Pero sabe que si su caña sigue en el agua puede picar lo que lleva tanto tiempo deseando. Nosotros a veces queremos las cosas ya, y nos desesperamos si no lo conseguimos. Y eso no puede ser. Todo tiene su tiempo. Todo llega en la vida. Aunque sea tarde. Pero nunca es tarde si... ya sabéis.

Al hombre siempre le ha atraído el mar. Pero nos supone un escenario antinatural, un lugar de gran peligro. Mareas, corrientes, peces peligrosos, olas, vientos... cada cual con sus propios riesgos. Ninguno puede ser ignorado. El más mínimo error puede suponer un error mortal. Pero un buen marinero no lucha frente a estos elementos. Un buen marinero trabaja con ellos utilizándolos a su favor. Mientras otros menos afortunados van a la deriva, golpeados y magullados por la terrible lucha, él siempre vuelve a la seguridad de su hogar. Porque no siempre gana el más fuerte, sino el más listo.

jueves, 22 de julio de 2010

Los fallos en los Telediarios

En el mundo noticiero de la televisión es muy fácil encontrar fallos ya que los programas son en directo y las conexiones con reporteros también. Los presentadores pasan mucho tiempo hablando y es fácil encontrar fallos en los Telediarios. A continuación pondremos un pequeño recopilatorio de los fallos más resultones y gazapos más divertidos.


Ahí está, con dos cojones, por delante de la cámara...


Joder, pobrecito... si es que da hasta angustia verle respirar agobiao. Lo mejor es el canosillo... ¿Perdona? Cámara tres... Más chulo y no nace el cabrón.


Como un...... un...... PEPINO! Mirad como cierra los ojos cuando lo dice, como diciendo para ella misma: Madre mía lo que acabo de decir. La pobre, es que dar noticias a las 4 de la mañana es lo que tiene, que piensas en pepinos y cosas así.


El canosillo de nuevo a las andadas... interruzón! Ole ahí! y la otra conzentimiento, zí zeñora!! ezo ez!!


Ha fallecido un muerto!! Con dos cojones!! Gran noticia!


"Pues esan dido sodo!". Si es que trabajar al lado de la Carbonero te deja tonto...


Ay!! Que no me sale! jooooooooo!!


La del pepino vuelve para dejarnos un bonito gesto para la posteridad. Ahí la vemos pidiendo algo de beber y como la cámara la pilla de lleno. La cámara ha ido como un... eh... un... PEPINO, ¿verdad?


Adiós a los de la ONU. Fijaros como se ríe cuando acaba el informativo y mira a sus compañeros que tienen que estar descojonándose de ella. Ella los mira como diciendo: Cabronessssss....


Sin palabras... Cuánto cabrón...


Aisu... asuidi... aisu... ASIDUIDAD!! Joder, menuda palabra le han puesto a la pobre!! Con lo fácil que era poner frecuencia!!


Qué naturalidad... "Perdón" y sigue tan normal. Un poco más y dice: "Perdón, he ido a mear y me estaba subiendo la bragueta"


Estratrégi... estatreg........ ES-TRA-TÉ-GI-CO. Y el canosito de nuevo va de chulo y se lo recuerda al final. Si es que... cuánto cabrón!!

Los fallos siempre están ahí... tened cuidado...

martes, 13 de julio de 2010

Ya queda menos para el estreno de "Lost in Mora"



Muy pero que muy pronto... el corto más esperado del verano verá la luz. Ya queda menos... Os dejo con la segunda promo.
Muy pronto... es sus Youtubes
.

España Campeona del mundo!!

Dos años después de ganar la Eurocopa, España se ha proclamado campeona del mundo. Un sueño hecho realidad. Lo que toda la vida deseamos desde que éramos pequeñitos, sobre todo los niños que soñamos con ser futbolistas, se ha cumplido. Algo que jamás pensamos ver en vida. Ver a un español levantar la copa de Campeones del Mundo.

Y es que espero que ahora todas las mujeres entendais por qué nos gusta tanto el fútbol a los hombres. Y es que el fútbol tiene estas cosas que hacen que todo un país salga a la calle a celebrar las cosas. No importa los colores de los equipos, del Madrid o del Barça. Si está parado o con trabajo fijo. Si es alto o bajo. Feo o guapo. Todos son por 90 minutos (120 en este caso) del mismo equipo. Algo maravilloso.

Y es que los colores de la selección hace que te abraces con un desconocido que tienes al lado celebrando un gol. Que te haga llorar de emoción viendo a tus compatriotas celebrando el título en toda España. Esto es muy grande. Y lo hemos vivido. Eso no lo puede decir mucha gente.

Y es que quiero hablar de Iniesta. Si alguien en la selección se merecía marcar y ser el héroe, ese es Andrés Iniesta. Un tío super humilde. Que no es alto, ni guapo. No tiene tatuajes. No es mediático. Es medio calvo. De tono muy blanco de piel. Pero es de las personas más entrañables que hay en el mundo del fútbol. Y tenemos la suerte de que es español.

Iniesta ha pasado un muy mal año. Esto no lo saben muchos. A Andrés se le murió un amigo íntimo como era Daniel Jarque, un futbolista de su misma edad, que se conocían desde que tenían 12 años. Y murió de forma prematura, de muerte súbita, dejando a su mujer embarazada a punto de parir. Iniesta le dedicó una carta en su blog muy emotiva. Andrés aún no ha podido superar la muerte de su amigo, y no sólo eso... también se le murió otro amigo este mismo año, lo que le tocó aún mucho más el ánimo. Todo eso, remarcado con 3 lesiones consecutivas con las que apenas pudo jugar en este año, ha hecho que Iniesta haya pasado el año más duro de su vida.

El ponerse ese mensaje en la camiseta, dedicado a su amigo Jarque, demuestra la clase de persona que es Andrés Iniesta. Un hombre de los pies a la cabeza. Iniesta pasará a la historia como el hombre que dio el Mundial a España. Y se lo merece.


Gracias Andrés, por aquél gol contra el Chelsea. Un gol con el que casi muero de un infarto. Con el que tiré las mesas y sillas del bar en el que estaba para salir y ponerme a correr por la carretera. Gracias por hacerme llorar con tu gol ante Holanda y tu mensaje en la camiseta. Gracias por ser futbolista.

Y es que amigos y amigas, por esto nos gusta el deporte, por esto nos gusta el fútbol. Porque te hace vivir cosas que son indescriptibles. Hay que vivirlas para saber lo que son. Y al que no le guste... eso que se pierde. Para mí se queda... Para la tumba me lo llevaré.

No quisiera acabar esto sin hablar de Íker y Sara. A Sara se le ha machacado en todo el mundo. Ha salido en todos los periódicos del mundo sin excepción. Ahora se merece un perdón. Y ojalá lo tenga, porque ella no ha hecho nada de malo. Solo querer a su novio. Y en el amor no hay culpables. Viva Íker, viva Sara... y viva la madre que os parió por ese besazo!!


Lo mejor es cuando se quita con la mano la saliva del beso de su novio. Genial. "Madre mía..." dijo la pobre más cortada que na.

Gracias Selección! Gracias por uno de los momentos más inolvidables de mi vida. Viva España!!